El Pensador Analítico es una persona reservada, tranquila. Le gusta llegar al fondo de las cosas - su curiosidad es una de sus principales motivaciones. Quiere saber qué es lo que mantiene al mundo funcionando desde muy dentro. No necesita demasiadas cosas para ser feliz porque es una persona modesta. Muchos matemáticos, filósofos y científicos pertenecen a este tipo. El Pensador Analítico detesta las contradicciones y lo ilógico; con su agudo intelecto comprende rápida y exhaustivamente patrones, principios y estructuras.

Está particularmente interesado en la naturaleza fundamental de las cosas y en los descubrimientos teóricos; para él, no hay necesidad de trasladarlos a cuestiones prácticas o en compartirlos con los demás. Al Pensador Analítico le gusta trabajar sólo; su habilidad para concentrarse es más marcada que en cualquier otra personalidad. Es abierto e interesado en conseguir nueva información.

Puede pasar tiempo antes de que el Pensador Analítico haga amigos, pero suelen durar de por vida. Necesita pocas personas a su alrededor. La habilidad más importante que deben tener es estar siempre a su altura y así servirle de inspiración. Las obligaciones sociales constantes le sacan de quicio; necesita pasar mucho tiempo solo y a menudo se distancia de los demás. Su pareja debe respetar ésto y comprender que no se debe a una falta de afecto. Una vez se ha decidido por una persona, el Pensador Analítico es leal y de fiar. Sin embargo, no se pueden esperar de él románticas y efusivas demostraciones de amor y desde luego se olvidará de su aniversario de boda. Pero siempre está dispuesto a pasar una noche de estimulantes charlas con un buen vaso de vino.

Comparte tu tipo de personalidad